10 jul. 2012

Un poco de numismática


      Esta entrada es muy diferente a las demás que he ido haciendo a lo largo de este año. Voy a mostraros mis últimas adquisiciones que, por supuesto, tienen que ver con Grecia y el mundo antiguo. Como mucha gente que me conoce sabe que colecciono monedas de Euro, aunque también pudo notarse mi afición numismáticas en algunas entradas. Esta afición viene desde hace unos cuatro años aproximadamente cuando una tarde quedé con una prima. Esta prima mía, con la que tengo una relación cercana aunque sea una prima tercera, me mostró en su casa su colección de monedas, tanto de Euro como de otras partes del mundo. Una colección muy interesante en la que pude ver monedas de varios países, de formas que me resultaron extrañas pero alucinantes a la vez. No pude evitarlo: me enganché. A los pocos días acudí a una tienda de numismática y filatelia, donde compré mi álbum para guardar con gran mimo mis Euros extranjeros. Por suerte, cuando comenzó esto del Euro, en mi casa se guardaban en una caja algunas monedas extranjeras que nos gustaban, así que pude rellenar unos cuantos huecos ese mismo día.

Mi álbum de Numis
     Mucha gente era reticente ante mi nueva afición y los primeros mis padres, sin embargo, me dejaron volar libre y que experimentara. Al final ellos me han aportado una gran cantidad de monedas que conforman mi colección, ya sea consiguiéndolas en la compra, de vacaciones o en el trabajo, y desde entonces se fijan si ven algo raro para dármelo. Tengo algunas anécdotas, graciosas, interesantes o como queráis llamarlo, sobre cómo conseguí algunas monedas, aunque la que más se repite es que casi siempre me las consiguen otras personas. Esto me resulta curioso y a la vez frustrante ya que yo soy la coleccionista y no mis amigas, por ejemplo. En el viaje de estudios que hicimos a Italia había una chica, con la que tenía bastante trato, a la que le preguntaba si tenía algo interesante y resulta que siempre, pero siempre siempre tenía algo. Llegó a darme corte preguntarle así que dejé de hacerlo. Aunque mucha gente se ha burlado o metido conmigo con respecto a este tema, siempre me dio igual. Prefiero tener esta afición que la de ir de compras compulsivamente como tienen muchas chicas, si es que a eso se le puede llamar afición.

    Pero a lo que iba, el año pasado pude terminar mi apartado de monedas de Grecia, sin contar las conmemorativas. Esto fue posible gracias a mi amiga Buso, que fue de viaje de estudios a Grecia y a la que encargué, por supuesto, que me trajese la moneda que me faltaba: 2 céntimos griegos (aunque de paso me trajo también 1 céntimo de Austria, que también era la última que me faltaba). Aquí tenéis mi colección griega:

2 Euros de Grecia
La moneda de 2Euros de Grecia representa la captura de Europa, una joven princesa de Tiro, por Zeus, disfrazado de toro blanco. La mitología cuenta que se la llevó a la isla de Creta donde consumaron su amor y, como habréis podido deducir, ella es quien da nombre a nuestro continente. Europa es la madre del famoso rey Minos de Creta, el creador del Laberinto del Minotauro.






1 Euro de Grecia

Esta moneda ya apareció en una de mis anteriores entradas, la dedicada a la diosa Atenea. La diosa de la sabiduría tenía como animal representativo la lechuza y aquí la tenemos, junto con una rama de olivo: vegetal fundamental en la vida de los griegos y, por tanto, símbolo de riqueza y prosperidad. También añadir que este diseño se utilizaba ya en la anterior moneda griega: el dracma.







    No conozco muy bien la historia griega a partir de la caída del Imperio Romano, para qué vamos a engañarnos. Lo poco que sé es que estuvieron en guerra con los turcos, quienes les conquistaron, y permanecieron bajo su dominio durante muchos siglos, hasta el XIX. Así que he buscado información sobre los tres hombres que aparecen las monedas de 50, 20 y 10 céntimos. Por desgracia, de uno he encontramos mejor información que de los otros dos, y como de wikipedia no me fío ni un pelo, prefiero no mirarlo.

50 céntimos de Grecia
Aquí aparece Eleutherios Venizelos (1864-1936), un político y diplomático griego procedente de Creta. Formó parte de la revuelta cretense contra la dominación turca, y encabezó el gobierno de Creta de forma intermitente. En 1908 proclamó la integración de Creta en Grecia y en 1910 se convirtió en el primer ministro de Grecia y dirigió a su país en las Guerras Balcánicas. Consiguió que Macedonia, Epiro y Tracia volvieran a ser griegas. Durante la I Guerra Mundial, sus diferencias con el rey Constantino I de Grecia, partidario de los alemanes, le obligaron a dimitir porque apoyaba a los aliados. Tras sufrir una derrota electoral en 1920, tres años después sus partidarios triunfaron y en 1924 proclamaron la República (1924-1935). En 1928 inició un mandato de cuatro años como primer ministro y, después de otros dos mandatos, intentó una sublevación republicana en la isla de Creta en 1935, contra la instauración monárquica del rey Jorge II, tras cuyo fracaso se vio obligado a exiliarse en París. Sin embargo, Venizelos no fue capaz de reactivar ni la política ni la economía griegas y fue exiliado. No obstante, hoy su gestión se considera positiva y su figura ha quedado ennoblecida, y la moneda que se le dedica es un buen ejemplo de ello.

20 céntimos de Grecia



Los 20 céntimos están dedicados a Ioannis Capodistrias (1776-1831), otro político y diplomático que desempeñó una importante labor tanto en Grecia como en Europa. Fue el primer gobernador de Grecia entre los años 1830 y 1831, tras la guerra de Independencia de Grecia.




10 céntimos de Grecia



Finalmente, la moneda de 10 céntimos está dedicada a Rigas Fereos (1757-1798), precursor y figura representativa de la Ilustración griega, que soñó con la liberación de los Balcanes de manos otomanas.








    Ahora ya solo quedan las monedas de 5, 2 y 1 céntimos que muestran todas ellas barcos. No hay que olvidar que Grecia es uno de las culturas marítimas por excelencia. Los mismos ingleses se sentían identificados con los griegos y por ello, en la Edad Moderna, afirmaron que el mejor sistema de gobierno era la democracia griega.

5 céntimos de Grecia


Siento el mal estado en que se encuentra esta moneda, la cual representa un buque cisterna moderno que simboliza el espíritu innovador naviero griego.








2 céntimos de Grecia



Aquí se puede ver una corbeta, la embarcación que se utilizó durante la Guerra de Independencia de Grecia entre 1821-1827.







1 céntimo de Grecia



Finalmente, la moneda de 1 céntimo griega representa una trirreme de un modelo más avanzado, datada en la época de la democracia ateniense (siglo V a. E.). Fue utilizada durante 200 años para recorrer los mares.










    Todas estas monedas que acabo de mostraros son más o menos fáciles de encontrar, pero las conmemorativas... son otra historia. A lo largo de estos primeros años de circulación del Euro, Grecia ha acuñado seis monedas conmemorativas:



Esta fue acuñada en honor a la celebración de los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004. En ella se decidió representar la escultura del Discóbolo de Mirón. Una escultura que muestra a un hombre en una fase del lanzamiento de disco. Acuñada en el 2004.






Esta es una de las pocas monedas que deben acuñar todos los países miembros de la zona Euro. Seguramente la habréis visto más de una vez, tan solo cambia de un país a otro en el nombre de cada Estado en la parte inferior y, en la parte superior dicta: Tratado de Roma, 50 años, cada país en su idioma. Para quien los desconozca, el Tratado de Roma estableció la Comunidad Económica Europea, firmado el 25 de marzo de 1957. Acuñada en el 2007.




Esta es otra que deben acuñar los países miembro de la zona Euro. En este caso se conmemora los 10 años de la creación de la Unión Económica y Monetaria en Europa. El diseño de esta moneda fue elegido entre los cinco preselecionados por ciudadanos de la Unión Europea mediante Intenet ¿Por qué me intereso por el diseño? Pues porque fue realizado por George Stamatopoulos, escultor del departamento de acuñación del Banco de Grecia.
Según el Banco Central Europeo, la idea que quiere transmitir este diseño es que la moneda única y la Unión Económica y Monetaria constituyen el último eslabón de la larga historia de la integración económica y comercial europea.


De esta moneda ya hablé en la primera entrada sobre los Juegos Olímpicos, el motivo de su conmemoración son los 2.500 de la Batalla de Martaón. Hay gente piensa que la carrera que actualmente se llama Maratón proviene del nombre del  mensajero que recorrió cientos de kilómetros, sin descansar, para que los griegos supieran que habían vencido en la batalla. Craso error. Maratón eran una polis, el lugar donde tuvo lugar la batalla. Dicha batalla se llevó a cabo en el año 490 a. E. y enfrentó a persas y griegos. Estos últimos, no habían tenido conciencia de su identidad colectiva hasta que tuvieron que unirse para luchar contra un enemigo común: los persas. Acuñada en el 2010.


Esta es, de momento, la última moneda conmemorativa que Grecia ha acuñado, independientemente de las comunes a la zona Euro. Fue creada por la celebración de los Juegos Mundiales de Verano Special Olympics de Atenas del 2011. Acuñada en el 2011.









Finalmente, esta es la última moneda conmemorativa común a la zona Euro. Celebra los 10 años de uso de billetes y monedas de Euro. Acuñada en el 2012.









        Estas seis monedas son las únicas que he comprado en mi vida y quizás no las últimas, pero aún así soy reticente a comprarlas, me gusta más encontrarlas. La sensación es increíble, sobre todo ahora que las que me faltan son muy difíciles de encontrar, pero no tiraré la toalla ¿Que por qué entonces me he comprado estas? ¿Por qué de Grecia y no de Eslovaquia, por ejemplo? Aparte de que al ser conmemorativas son muy difíciles de encontrar, como sabréis aquellos que leéis mi blog mi tema primordial es la cultura griega. Me chifla el mundo griego y fue gracias a él por el que estoy estudiando la carrera de Historia. En un futuro me encantaría dedicar mi tiempo a todo lo que esté relacionado con esta cultura que me ha cambiado la vida, me ha abierto la mente hacia reflexiones y comparaciones que antes no habría podido alcanzar. 

    Gracias a todo aquél que se haya parado a leer esta entrada un poco pesada quizás, pero en la que también muestro mi admiración hacia Grecia.

1 comentario:

  1. me puedes vender la del tratado de roma soy de mexico

    ResponderEliminar